Cinco allanamientos se realizaron esta tarde en Río Grande resultando todos negativos en la búsqueda del arma policial robada hace dos semanas. El dato curioso surgió cuando efectivos recorrieron las inmediaciones de los edificios en donde se allanaron departamentos, hallando en un patio el arma que evidentemente fue descartada desde una de las ventanas.
Los procedimientos se llevaron a cabo, cuatro de ellos en calle Pioneros Fueguinos al 200 de Chacra II, y uno de ellos en la calle Forgacs al 2200.

Efectivos de la comisaría Primera, realizaron una investigación que determinó que sujetos de esa zona habían comprado el arma policial robada semanas atrás a la cabo Primero Navarro, en el delito perpetrado contra su domicilio en jurisdicción de la comisaría Segunda.

Los allanamientos en los departamentos resultaron negativos, pero una verificación ocular del personal policial en las inmediaciones de los mismos permitió detectar que desde una de las ventanas del edificio descartaron el arma policial que fue recuperada de este modo.

Personal policial peritó de huellas el arma policial que se estima fue arrojada desde la ventana del departamento correspondiente a la familia Muller, de la cual se sospecha que los jóvenes habría comprado el arma policial en los últimos días, sin poder determinarse que fueran los autores de la sustracción que tuvo en vilo a las fuerzas policiales.



Compartir