El ministro de Salud, Guillermo Ruckauf, explicó  que los casos de estreptococo que aparecieron en los últimos días “se trata de una bacteria común, que afecta a chicos de más de 5 meses”, aunque “a veces, esporádicamente, sufre estas transformaciones agresivas que, igual, si las controlamos  tiempo son totalmente medicables”.

El doctor Ruckauf estimó que no se trataría “de una situación de brote epidemiológico, por la cantidad de casos”. Asimismo, adelantó que como titular de la cartera sanitaria fueguina “voy a adoptar las medidas en mi Provincia, con mi gente de Epidemiología, Infectología  y Pediatría”.

Ruckauf comentó que sobre este asunto “estoy en contacto con la doctora Luciana Bellone, que es la Infectóloga Infantil; y con la gente de Pediatría de la Provincia, para tomar las medidas que sean conducentes”.

Recomendó a la población, no obstante, que “ante cualquier duda se consulte al médico” y aclaró que “no hay necesidad de ir a la Guardia del Hospital, sino que pueden hacerlo con su pediatra, o en los CAPS con los médicos generalistas”.

Además observó que no es bueno que se junten muchos en un lugar y que “a veces es más riesgoso concurrir a la Sala de Espera de un hospital que a otro lugar con menos exposición”.

Precisó que los síntomas que deben alertar a la población en estos casos son “dolor de garganta, fiebre, aparición de manchitas en la piel, congestión en las vías aéreas superiores; es decir los síntomas de una angina pero un poquito más fuerte” y que lo más importante es “la fiebre y las manchitas”.

Explicó que “cuando se produce la transformación del estreptococo tiene bajo nivel de contagiosidad; así que no creemos que se vaya a producir un brote de la enfermedad”.

Pero insistió en que “los brotes los tiene que definir la Nación, en función de la cantidad de casos nacionales que se registren”.



Compartir