El vicegobernador Juan Carlos Arcando encabezó el sorteo de las 108 viviendas que el Gobierno provincial entregará a través del IPV.

Ante un clima de mucha emoción y felicidad de los vecinos que se acercaron al SUM del Instituto Provincial de Vivienda para saber cuál será el departamento que habitarán, el sorteo se realizó en dos tandas, donde en horas de la mañana fue el turno de los que vivirán en la planta baja, mientras que por la tarde lo hicieron los que estarán en el primer y segundo piso de estos edificios ubicados en la calle Chawr.

Al respecto, el vicegobernador dijo que “estos momentos son los que a uno lo reconfortan mucho, porque desde nuestro lugar podemos brindar soluciones para las personas que hace muchos años están esperando tener su propio hogar. Esto me hace muy feliz porque yo también fue adjudicatario del IPV y sé lo que significa tener una casa propia”.

Arcando aseguró que estas acciones “marcan que el Gobierno de la provincia está pensando en solucionar todos los problemas de los vecinos. Sabemos el contexto que estamos viviendo a nivel nacional y a pesar de eso nosotros seguimos construyendo viviendas, llevando servicios a los barrios que no lo tienen, hemos dado más de 2263 soluciones de estas características y tenemos por delante más de 1200 lotes para entregar en Río Grande que se van hacer en etapas de 384 cada uno”.

“Nosotros vamos a seguir construyendo viviendas como también lo hacemos en Tolhuin y Ushuaia, porque no vamos con promesas que no podemos cumplir” afirmó el vicegobernador, recordando que “en la provincia llevamos más de 316 obras, algunas en ejecución y otras que están a punto de terminarse como estas viviendas que entregamos hoy, que tienen que ver con vecinos anotados desde el año 2004 y tuvieron que pasar tres gestiones para que les brindaran soluciones. Esta brecha la queremos achicar dentro de las posibilidades que nos da la buena administración que hacemos de los recursos provinciales”.



Compartir