Con sensación térmica que superó los 30 grados en Río Grande, la gente se volcó a la playa de tal manera que desde la Agencia municipal de Deportes y Defensa Civil debieron definir un Área Protegida Por Guardavidas a una amplia zona de la costa.

El buen clima comenzó a percibirse desde el fin de semana en Tierra del Fuego, donde el cielo nublado y las precipitaciones de las últimas jornadas cedieron para dar lugar a los primeros rayos de sol más intenso.

Por su parte, hoy la capital fueguina amaneció con cielo despejado y con valores térmicos que fueron aumentando, igual que la sensación térmica producto del escaso viento que sopló del oeste a apenas 5 kilómetros por hora. Cerca de las 12, la temperatura era de 15 grados y la sensación térmica de 20.

Los pronósticos privados indican que el valor máximo podría llegar a los 24 grados, y que mañana se podría alcanzar la cifra de 27. En cambio, el Servicio Meteorológico Nacional pronostica máximas de entre 19 y 21 grados para el mismo período, siempre con vientos moderados y algo de nubosidad.

La ola de calor en la provincia llevó a que tanto los habitantes de la isla como los turistas se volcaran masivamente a los sitios al aire libre, como plazas, senderos e instalaciones portuarias.

Entre las conductas poco usuales para estas latitudes, hubo gente que se animó a tomar sol e incluso a bañarse en las costas del Canal Beagle, en especial en Playa Larga, un sitio ubicado a pocos minutos en auto desde el centro de la ciudad.

El buen clima también favoreció a las principales excursiones turísticas que ofrece el destino como las navegaciones y los paseos a lagos y lagunas, o al Parque Nacional Tierra del Fuego.




Compartir