Se trata de una licitación del Gobierno Provincial de 2017 que nunca finalizó. A partir de una autorización municipal, ahora las obras podrán ser finalizadas respecto de una planta elevadora y de tratamiento de líquidos cloacales.

El intendente Martín Perez recibió esta mañana a los vecinos debido a que consideró prioritario poder llevar una solución transitoria a los mismos, no sólo del barrio Arraigo sur, sino también del barrio La esperanza.

Durante la reunión, el Intendente, junto a funcionarios de la Secretaría de Planificación, Inversión y Servicios Públicos, se interiorizó de los inconvenientes de los vecinos respecto a las demoras que padecen en las obras de servicios del barrio.

También, le manifestó a los presentes el compromiso de llevar adelante una relación institucional fluida con los equipos técnicos provinciales, a los efectos de resolver lo antes posible una carencia que vienen atravesando desde hace mucho tiempo.

Finalmente se emitió un permiso provisorio desde el municipio para que Gobierno avance con la obra.

Compartir