Lo sostuvo el intendente Gustavo Melella en la inauguración oficial del Banco Municipal de Ayudas Técnicas, ubicado sobre calle Rivadavia 1333.

El proyecto, que nació desde los propios servidores públicos del Centro Médico Mamá Margarita, es el resultado de un trabajo colaborativo entre muchas áreas municipales e instituciones externas, de nivel nacional e internacional. El Banco de Ayudas Técnicas es único en sus características en toda la región.

Al respecto, el Intendente Melella, expresó que “junto con los elementos ortopédicos que presentamos ayer, estos son días donde uno se siente feliz por el trabajo que podemos realizar desde el lugar de servidores públicos. A veces uno no mide el impacto de lo que se hace hasta que lo ve, lo siente, lo ve en los rostros de alegría y de esperanza”.

“Realmente –continuó- hay que dar gracias por tener servidores públicos de la calidad que tenemos en nuestra ciudad”. “Felicitaciones a todos lo que han puesto el corazón en el trabajo”, dijo en reconocimiento a los trabajadores municipales.

Por otro lado, Melella sostuvo que “contrariamente a lo que muchos dicen, el Estado puede hacer las cosas bien. El Estado tiene que prestar servicios de calidad y eso es lo que estamos logrando hoy con la inauguración de este nuevo espacio de salud”.

“Tenemos una salud pública en Río Grande que es la mejor. Tenemos el mejor y más completo sistema de salud de la Provincia y de la Región. Un Banco Municipal de Ayudas Técnicas como este no existe en otro lugar”, aseguró.

Por su parte, la secretaria de Salud, Judit Di Giglio, indicó sentir “felicidad plena. Ver lo que logramos entre todos es increíble. Poder cambiar la calidad de vida de tantas personas, poder darle autonomía, es algo que no tiene precio. Si hablamos de inclusión, esta es la verdadera inclusión, la que se siente todos los días en este lugar”.

“Son tres servicios los que se brindan en este lugar; reparación y adaptación de elementos de ayudas técnicas, préstamos en comodatos y confección de prótesis y órtesis” detalló.

Finalmente, Marcelo Altube, flamante director del nuevo espacio, comentó que “esto empezó como un proyecto después de los cursos que tuvimos de Noruega y con el ortopedista, Daniel Suárez. Se cumplió el sueño gracias al Intendente, a la Secretaria de Salud y hoy estamos inaugurando esto que será una gran ayuda para los vecinos”.

“La verdad que es muy importante lo que está ocurriendo hoy. Sentimos mucha emoción de poder brindar este servicio de salud pública a todos los riograndenses”, concluyó.


Compartir