La inspectora de tránsito que resultó lesionada ayer durante una prueba de manejo donde la conductora terminó chocando contra un poste, aseguró que la mujer “estaba muy nerviosa”. Además aclaró que “en todo momento yo llevaba el cinturón de seguridad, sino el golpe hubiera sido mucho peor”.

Estela Videla (52) hace seis años toma exámenes para la dirección de Tránsito del Municipio de Río Grande y es la primera vez que esto le ocurre. Ayer, durante una prueba una mujer terminó chocando contra uno de los postes ubicados en los boxes del autódromo, y Estela terminó en el Hospital.

“Ya de entrada la señora empezó muy mal, estaba muy nerviosa, no supo estacionar y cuando le digo que estaciones se va contra las barras de fierros que hay en los boxes. Yo en realidad pensé que nos íbamos contra el muro pero ahí frenó y yo me desvanecí”, contó la instructora en Fm Aire Libre.

Sin embargo aclaró que “la señora iba muy despacio a 40 kilómetros por hora, fue un segundo y no pude hacer nada, ella se abatató y el impacto fue fuerte. A ella no le pasó nada, a mí el golpe en la cintura me lo provocó el propio cinturón”.

Videla quiso aclarar la situación, desmintiendo que no haya tenido puesto el cinturón de seguridad. “Tengo bronca porque algunos medios dijeron que yo iba sin cinturón y eso no es verdad, nosotros enseguida nos colocamos el cinturón porque además de instructores somos inspectores de tránsito, yo no puedo tomar un examen si no me pongo un cinturón primero. Si yo no me hubiese puesto el cinturón tendría la cara golpeada, pero lo que me protegió fue el cinturón”, aclaró.

Además dijo que la conductora –que es docente de la Escuela 32- “se preocupó mucho y lloraba, me sacó el cinturón y me acompañó hasta que vino la ambulancia, pero no es verdad que yo no tenía cinturón”.

Compartir