Fue el acuerdo al que arribó el gremio de supervisores ASIMRA, el que luego replicó UOM, conforme al anuncio inicial de la empresa de reducción en dos horas del jornal laboral para el mes de septiembre.

El anuncio de Brighstar fue rechazado por ASIMRA el mismo día del anuncio ya que “planteaba una reducción de 42 horas mensuales que significan un proporcional del 19% del salario en el bolsillo del trabajador”.

Ante ello se iniciaron negociaciones que concluyeron este viernes con el acuerdo de que las jornadas laborales serán normales hasta el 22 de septiembre, y una suspensión en la última semana de septiembre, del 22 al 27, con un abono de los haberes al 70% en concepto no remunerativo.

“Esto permitirá que la empresa pueda llevar adelante el ahorro de horas mensuales, cerca de 45 horas, y que el impacto en los salarios de los trabajadores sea solamente de un dígito”, aclaró el secretario general de ASIMRA, Javier Escobar.

El acuerdo prevé el retome de actividades de mantenimiento para octubre, y en caso de que ello no se concretare el trabajador percibirá sus haberes al 100%.



Compartir