La medida la establecieron entre el Gobierno de la Provincia, la Cámara de Comercio y el Municipio de Río Grande.

La medida, indicaron, responde a la necesidad de proponer un contexto más propicio para que las familias y los niños en particular puedan disfrutar de esta festividad, así como también acompañar a los comercios del sector privado como jugueterías, librerías y tiendas de ropa para niños entre otros, para que puedan trabajar en un marco de mayor flexibilidad si la situación epidemiológica lo permite.

Asimismo se comunicó que las actividades previstas por la Secretaría de Cultura y por todas las áreas provinciales se trasladarán a ese mismo domingo en adhesión a la medida.

Compartir