Una vez mas las alarmas se encienden respecto de los controles en la provincia, al detectarse en un puesto policial en el acceso a Río Gallegos, un contingente de jubilados que salió de Ushuaia con destino a El Chaltén, con casi todos sus integrantes positivos de COVID19.

El operativo tuvo lugar esta tarde de lunes en el puesto de control de Chimen Aike a escasos kilómetros de la ciudad de Río Gallegos. De un grupo de 31 personas que se trasladaban en el colectivo en un tour patagónico, 25 dieron positivo de COVID-19; informó el diario La Opinión Austral.

Se trata de un contingente de jubilados de personas de Santa Fe y Córdoba, todos adultos mayores, tour sin PCR, los cuales habían salido desde la ciudad de Ushuaia, atravesando todos los controles de frontera.

El contingente ahora deberá permanecer aislado “al menos” 7 días en la capital santacruceña, y aún se desconocen medidas adoptadas en Ushuaia respecto del paso de este contingente.

Compartir