Entre las sanciones previstas para las empresas que violen esta ley, se encuentran la inhabilitación para la actividad, la eliminación de cualquier tipo de facilidad impositiva o la cancelación de la concesión de explotación de hidrocarburos, que sería tomada por el Estado nacional o provincial.
El proyecto fue presentado el año pasado por el diputado y líder de Proyecto Sur, Fernando «Pino» Solanas, y fue aprobado también por unanimidad en la Cámara baja.
Durante la sesión, la senadora del Peronismo Federal Sonia Escudero señaló que «esto tiene que ver con presionar al Reino Unido» que «no sólo no acepta sentarse a negociar, sino que busca reforzar su posición y por eso lanzó estas actividades de exploración en la plataforma continental, donde existe disputa de soberanía».
La nueva norma prohíbe «a toda persona física o jurídica, nacional o extranjera» desarrollar actividades hidrocarburíferas en la plataforma continental argentina «sin haber obtenido la habilitación pertinente emitida por la autoridad competente argentina».
Esa autoridad será la Secretaría de Energía, que deberá «inhabilitar por el plazo de cinco a veinte años» a las empresas que desarrollen cualquier actividad hidrocarburífera sin su permiso, según establece la ley.
También se sancionará la participación directa o indirecta en empresas que realicen exploración o explotación de hidrocarburos sin la autorización pertinente.
Además, si la empresa infractora tuviera concesiones hidrocarburíferas en la Argentina, éstas «se revertirán al Estado nacional o a los estados provinciales, según el ámbito territorial en que se encuentren», señala la ley.
La inhabilitación dictada por la Secretaría de Energía a los infractores será inscripta en los registros nacionales, provinciales y de la Ciudad de Buenos Aires y se le retirarán las facilidades impositivas que le hubieren sido otorgadas.
Tampoco el Estado podrá contratar a empresas nacionales o extranjeras que realicen explotación hidrocarburífera en forma directa o indirecta sin haber obtenido la habilitación correspondiente.
Esta fue la única ley sancionada por el Senado en la sesión, dado que el resto de los proyectos que se debatieron en el recinto recibieron media sanción y fueron remitidos a Diputados.

Compartir