Si bien “todos los años electorales son complejos” y en particular “este año, que la discusión electoral es ni más ni menos que el Gobierno de la Provincia y hay muchos intereses en juego”, el Ministro se esperanzó en que “sea un año electoral tranquilo y que gane el que tenga que ganar”.
El funcionario sostuvo que “nosotros proponemos un modelo de gestión sobre la base de dar ejemplos claros y actuaciones concretas por parte de la Gobernadora Ríos”, por lo que “espero que no haya campañas sucias y que se planteen sobre la base de ideas, que es el eje central”.
Por otro lado, Aramburu señaló que “cuando pido racionalidad tiene que ver con el hecho de que cuando uno está en campaña intenta convencer a la ciudadanía, pero hay cuestiones que la gente se da cuenta y que las advierte”.
“Cuando leo, por ejemplo, que la Diputada (Rosana) Bertone hace referencia haber logrado la extensión de un gasoducto en Tierra del Fuego, ¿alguien puede creer sanamente que sólo fue gestión de la diputada”, se preguntó.
“Probablemente ella tiene que haber coadyuvado, pero es una labor que tiene que ver con una articulación institucional que permite llegar a coronarse a partir de la firma de un acuerdo y que esto se traduzca en un hecho concreto para la comunidad fueguina” remarcó el responsable de la Cartera política.
En igual sentido, Aramburu apuntó también a quienes “se atribuyen tanto la Universidad o la Ley de Límites, cuando en realidad fue la actuación de cada uno de los actores sociales que en mayor o menor medida ayudaron a que esto sea así”.
El Ministro dijo “no creer” que “todos se apropien de los logros”, sino que “todos tienen en parte razón porque son políticas de Estado; no salen por una gestión o una persona particular sino por una articulación de todos”, y advirtió que “la atribución personal de logros que son institucionales, está mal visto por el electorado”.

Compartir