Las asociaciones de Bomberos Voluntarios en la provincia siempre estuvieron en el ojo de la tormenta respecto de manejos presupuestarios con fondos públicos, muy poco claros.

Asociaciones cerradas para eternizar conducciones que hasta hace poco tiempo tuvieron manejo totalmente discrecional del subsidio que les permite hacerse del 1,5% del total de la recaudación provincial, incluso varios años por encima de la coparticipación del municipio de Tolhuin.

A esto se sumaron en un momento falta de balances y documentación en regla que incluso el mismo Gobierno con la Inspección General de Justicia debieron destrabar para poder continuar el pago del subsidio, incluso con la asociación de Tolhuin casi en una situación legal irrecuperable, actualmente intervenida por la misma federación.

Federación que incluso en 2018 en un cambio de ley modificó increíblemente esos índices de coparticipación del subsidio que debe ser utilizado en garantizar la financiación de herramientas para diversos siniestros, y hoy tiene un 10% destinado a un ente meramente burocrático, pero manejado en acuerdo por todas las cabezas de las asociaciones fueguinas.

En estos 2 años ese 10% representó casi 5 millones de pesos.

Las asociaciones son fiscalizadas por la Dirección Provincial de Defensa Civil que recién en los últimos años tuvo facultades legales para direccionar el gasto operativo que por muchos años fue totalmente discrecional, con escandalosas facturas que justificaban gastos totalmente superfluos e incomprobables en muchos casos.

 La misma tendrá competencia para verificar las inversiones de los fondos correspondientes a los subsidios nacionales o provinciales que se hayan otorgado, su correcta guarda, uso, mantenimiento, conservación y/o baja de los elementos adquiridos.

La ley 1132 dictada en el pasado gobierno de Bertone disponía la posibilidad de que el Ejecutivo Provincial destinara hasta el 50% de estos fondos para adquisición de equipamientos y capacitación, hoy el Gobierno Provincial en el presupuesto 2021 dispuso de ese artículo y las asociaciones prometen resistir las medidas.

153 millones en tres años

Un informe realizado desde el Gobierno Provincial indica que los bomberos recibieron un total de más de 153 millones de pesos enre 2016 y 2019, solo en concepto del subsidio provincial, ya que poseen otros ingresos –nacionales, municipal y un porcentaje de la boleta de luz de la Cooperativa Eléctrica en el caso de Río Grande-.

El detalle indica a  los bomberos de Río Grande con más de 44.686.190 pesos, el cuartel 2 de Abril en Ushuaia con 24.206.435 pesos, bomberos de Tolhuin con 21.931.710 pesos, bomberos Ushuaia 34.796.751 pesos, Bomberos Zona Norte de Ushuaia 23.486.864 pesos y finalmente la federación de Bomberos más de 4 millones 600 mil pesos entre 2018 y 2019.

Esos fueron los correspondientes al índice de coparticipación de cada cuartel, siempre sujeto a rendiciones y presentaciones legales, que en algunos casos no se cumplimentaron.

Compartir