Lo afirmó la Secretaria de Planificación, Inversión y Servicios Públicos del Municipio de Río Grande, al referirse a la situación de baja presión del servicio en vastos sectores de la ciudad.

Aseguró que el Municipio “está poniendo todos los recursos y equipos” en dar respuestas a los problemas generados en las temperaturas extremas que atraviesa la ciudad.

Silvina Mónaco, destacó las “intensas intervenciones durante todo el fin de semana” que realizan los equipos del Municipio “para garantizar y cuidar el servicio de agua potable”.

Resaltó que “las temperaturas extremas constantes, y el aumento en el consumo de agua para evitar el congelamiento de las instalaciones internas de los domicilios, generan un retardo en la recuperación de la cisterna ubicada en la Margen Sur, que produce baja presión de agua y, en ciertas ocasiones, cortes preventivos para recuperar los niveles mínimos y cuidar la red de agua».

Asimismo, adelantó que, de persistir estas temperaturas bajo cero durante las 24 horas del día, «esta situación se repetirá”.

Las principales tareas se despliegan en la planta del Tropezón (foto), “la que hay que controlar permanentemente para que no haya congelamiento en la zona de la toma y en la Planta. Estamos controlando constantemente el nivel de agua necesario para impedir un vaciamiento de las redes en general y un problema mayor de abastecimiento del servicio”.

Compartir