Las tareas de restauración y puesta en valor del emblemático barquito azul se encuentran en una etapa avanzada y en los próximos días será reinaugurado. Forma parte del patrimonio histórico de Río Grande.

El barquito azul se encuentra emplazado en la costa marítima, perteneció a YPF y era usado para trasladar cargas de barcos más grandes que no podían ingresar al muelle viejo.

En relación a los trabajos de puesta en valor, estos comprenden la restauración total de la nave, recambio de paneles de madera de piso y escaleras, pintado completo y agregado de barandas de seguridad. Además, embellecimiento y parquizado del área aledaña.



Compartir