La gobernadora Rosana Bertone se refirió a la autorización que le otorgó la Legislatura para endeudarse por 10 millones de dólares para la compra del edificio abandonado por el Casino Club de Ushuaia y destacó que actualmente, “si nosotros queremos hacer una actividad cultural tenemos que alquilar, pagar fortunas o tenemos la Casa de la Cultura municipal

Explicó que consideraron que “oportunidad” adquirir el edifico del Casino Club, “el que para mi es horrible por fuera, espantosa”.

En este sentido dijo que, “venimos reduciendo y cerrando el Casino que le hace tanto mal a la gente. Así que venimos trabajando para los cierres, lo que fuimos logrando y ojalá llegue el día que no quede ninguno”.

En el caso del edificio de Ushuaia, “los dueños pretendían venderlo a un buen precio al sector privado”.

En cuanto a los cuestionamientos en torno a por qué no expropió el lugar, manifestó que, “si lo hacía tenían que pagar el precio que dice el Tribunal de Tasación de la Nación o lo tengo que judicializar y capaz que nos cobran más”, en cambio, “si acuerdo un precio más bajo, el mismo  o alguna modalidad de pago, la que no puedo discutir en la justicia o con el Tribunal de Tasación, todos salimos ganando”,

 

 

Compartir