El Senador Nacional de Juntos por el Cambio, Pablo Daniel Blanco presentó un proyecto para que las empresas pymes y los responsables inscriptos cuya facturación sea igual o inferior a la establecida para dichas empresas puedan contratar como nuevos trabajadores a beneficiarios de planes y programas de Asistencia Social otorgados por el Estado Nacional.

“Este proyecto pretende crear un incentivo doble: por un lado, otorgar beneficios fiscales a quienes tomen nuevos trabajadores empadronados en distintos planes, asignaciones y programas de asistencia social y, por el otro, favorecer el ingreso a un trabajo en blanco para quienes, hasta el momento, gozan de tal beneficio”.

“El proyecto establece un mecanismo de ayuda concreto y gradual a la baja para quienes tomen a estos empleados. El empleador recibirá del Estado Nacional durante el primer año de contrato el equivalente al 100% de lo que percibía el beneficiario. Ese porcentaje se reducirá al 65% durante el segundo año de contratación y será de un 35% para el tercer año”.

“Esta es una ley por la que todos ganan: las personas que consigan un empleo; gana la empresa que conseguirá beneficios tributarios transitorios y gana el país que podrá disminuir sus niveles de pobreza, potenciar su producción y ponerle fin a un sistema asistencial que se ha transformado en una insana costumbre que, en vez de consagrar derechos y autonomías, sólo sirve para conculcarlos y relativizarlas”.

“Este proyecto busca incentivar al capital privado para reinsertar a personas asistidas por el Estado, de manera tal que se pueda reducir el costo fiscal y contribuir al crecimiento sostenido que nuestro país necesita”, finalizó el senador Blanco.

El proyecto fue acompañado por los senadores: Silvia del Rosario Giacoppo; Silvia Elías de Pérez; Pedro Braillard Poccard; María Belén Tapia; Víctor Zimmermann; Alfredo De Ángeli; Jullio Martínez y Stella Maris Olalla.

Compartir