La iniciativa busca contener, acompañar y asistir a una franja etaria vulnerable frente a la emergencia sanitaria por el COVID-19.

Cabe recordar que días atrás, el Municipio firmó un acuerdo de vital importancia para contribuir con las necesidades de los adultos mayores que se alojan en dicho Hogar, quienes representan el sector más vulnerable y de factor de riesgo ante el COVID-19.

En este sentido, se ha iniciado un trabajo de asistencia emocional, a través de la Dirección de Salud Mental, dependiente de la Secretaría de Salud.

Al respecto, la licenciada Andrea Manavela, directora de la mencionada área, indicó que “para nuestra gestión los adultos mayores son prioridad, desde la dirección fuimos a acompañarlos, a escuchar sus inquietudes respecto de esta situación de aislamiento, y a ofrecerles contención, apoyo y sugerencias para transitar de la mejor manera este momento”.

Este acuerdo de colaboración y cooperación institucional con el hogar “San Vicente de Paul”, lugar que asiste desde hace más de 45 años en Río Grande a adultos mayores, tiene como objetivo desarrollar acciones en temas sanitarios, sociales y económicos, con el fin de favorecer políticas públicas que brinden protección a esta población.

Compartir