La iniciativa del Superior Tribunal es de un proyecto ingresado a la Legislatura en 2018 que propone ampliar las facultades de las fiscalías de flagrancia, que está vigente en la provincia por la ley 792 desde el año 2009 en que se modificó el Código Procesal Penal.

Recién hoy a las 13 horas, los actuales legisladores esperan en comisión de Justicia y Seguridad a los representantes del Superior Tribunal de Justicia, representado por el Dr. Gonzalo Sagastume, así como representantes de los colegios de abogados de Río Grande y Ushuaia para debatir el tema.

El proyecto propone llevar la ley de flagrancia de delitos con una escala penal máximo en 6 años, a delitos de hasta 10 años, ampliando el espectro de acción de este proceso abreviado.

Asimismo se da mayores facultades a las fiscalías en este proyecto para poder fijar las audiencias a detenidos hasta 24 horas después de la aprehensión, cuando actualmente tienen 12, y asimismo llevar las plazos de instrucción de las causas a 5 meses, los que en la actualidad solo tienen 3 meses.

Todo ello en base a que se incrementará el flujo de causas, propendiendo asimismo en llevar al proceso penal progresivamente al sistema penal acusatorio con mayor preponderancia del rol de los fiscales como impulsores de los procesos.

El debate que se iniciará hoy en comisiones se verá si puede traducirse en una ley que defina estas modificaciones a partir de la próxima sesión, lo que será definido por los integrantes de la comisión, presidida por el legislador Pablo Villegas, en un eventual dictamen.

Compartir