Así lo anunció la concejal María Eugenia Duré quien reveló que la iniciativa busca aplicar una sanción económica o “trabajos comunitarios” a quienes alteren o daños patrimonios históricos o culturales de la ciudad. La propuesta será evaluada con el Tribunal de Faltas Municipal.

A modo de síntesis de los temas analizados en la reunión de Comisión, Duré señaló que “en la última sesión hemos presentado un proyecto que tiene que ver con el patrimonio cultural e histórico de la ciudad y también lo ha hecho el Municipio”.

En tal sentido especificó que la propuesta del Departamento Ejecutivo tiene que ver con “una  declaración sobre diferentes lugares históricos” en cambio desde el Concejo Deliberante “lo que estamos presentando es un régimen de Patrimonio histórico y Cultural y en el caso de la ciudad de Río Grande en lo referente a muebles e inmuebles”.

Pero además “tal como lo indica la Carta Orgánica, para la preservación de estos patrimonios culturales y para el caso de aquellos que infrinjan o modifiquen, puedan tener penalidades y eso es lo que hemos hablado en el día de hoy”.

Por lo que se anunció que a los efectos de continuar analizando la propuesta “vamos a convocar al Tribunal Municipal de Faltas porque nosotros estamos planteando una modificación al Código de Faltas, un anexo para que ingresen este articulado que hacen a las sanciones y a las unidades punitorias correspondientes o bien trabajos comunitarios que también es una alternativa que estamos planteando”.

Compartir