El aumento anunciado hoy en el municipio de Río Grande demandará una erogación de 300 millones de pesos en el año, a la cual se busca previsibilidad en el financiamiento con los envíos de coparticipación desde la provincia.

A tal fin el secretario de Gobierno, Gastón Díaz, consideró importante “el debate salarial en enero y febrero, era una promesa del intendente y un compromiso con los gremios y los trabajadores, contento del logro pero preocupados por el financiamiento del municipio”, dijo.

En cuanto a ese financiamiento, “estamos tratando de tener un diálogo serio por la coparticipación con el Gobierno que nos dé un marco de previsibilidad, en cuanto esto se dé considero que no vamos a tener problemas en financiar este incremento salarial”.

“El objetivo es que en principio no se genere más deuda, y ante la imposibilidad de un goteo diario generar una periodicidad de pagos, el objetivo es poder pensar el mes en 3 o 4 fracciones, y saber que en cada fracción vamos a contar con un determinado porcentaje de coparticipación”, concluyó el Dr. Díaz.

Compartir