El Concejal de Río Grande impulsa un Proyecto para que el Municipio incorpore la capacitación como un requisito más al momento de obtener o renovar la licencia de conducir.

La iniciativa contempla la creación de un Programa que incluye la realización de un curso de formación obligatorio en materia de violencia de género, diversidad y derechos de las mujeres, niños, niñas y adolescentes. 


Calisaya expone, entre los considerandos del Proyecto, la importancia de legislar sobre la temática para el transporte público local, sosteniendo que “garantiza la seguridad y el resguardo de personas susceptibles de padecer alguna situación de riesgo a su integridad sin distinción de género”.


“La capacitación específica en derechos humanos y perspectiva de género orientada a trabajadores y trabajadoras cuya tarea implica el contacto directo con personas de la comunidad, posibilita contar con equipos entrenados para detectar señales de alerta y disminuir el riesgo de abuso y violencia para las usuarias y los usuarios del transporte local”, añade el Edil en el Proyecto de Ordenanza, insistiendo que  «promover la sensibilización sobre la agenda de género e igualdad, contribuirá a que las personas puedan movilizarse por su ciudad de manera más segura».

Cabe mencionar que el Proyecto designa a la Secretaría de la Mujer, Género y Diversidad como Autoridad de Aplicación, en cuyas funciones estará la de conformar los equipos de instrucción que llevarán adelante el dictado de los cursos.

Compartir