El violento siniestro se produjo hace instantes en el cruce de calles Finocchio y Roldán, donde una camioneta Mitsubishi L200 impactó con un Chevrolet Aveo, y allí terminó subiéndose a la vereda produciendo un desastre.

La colisión no fue grave, pero las consecuencias si, ya que el conductor de la Mitsubishi no pudo controlar el rodado tras el golpe, y chocó a una antigua Chevy estacionada sobre la vereda, la cual fue corrida varios metros.

Tras esto la camioneta continuó subiendo la vereda y terminó impactando contra un muro de mampostería, el cual se desplomó en gran parte.

Milagrosamente no hubo que lamentar heridos.

Compartir