La Ministra de Obras y Servicios Públicos destacó la labor del concejal de Ushuaia, Juan Manuel Romano, que permitió destrabar la situación para que el Municipio de la capital fueguina permita la construcción de un Centro de Rehabilitación.

Cabe recordar que el Gobierno provincial se encuentra llevando adelante el proyecto para la cudad de Ushuaia pueda contar con un Centro Médico de Rehabilitación similar al que se encuentra en Río Grande.

Sin embargo, a pesar de ontar con la apronación unánime del Concejo Deliberante, el intendente Walter Vuoto había vetado la autorización no permitiendo que se avance en la concreción de tan importante proyecto para reforzar el sistema de salud de la ciudad capital.

La ministra Gabriela Castillo destacó la actitud conciliadora del edil por FORJA, Juan Manuel Romano, a/c de la Intendencia, y conseguir destrabar esta situación a través del diálogo político con todos las actores involucrados para que se concrete este proyecto a través de un nuevo decreto municipal.

“No se trata de una obra para un gobierno o un sector político, como ya lo hemos sostenido, sino que es para todos los vecino, un sector e la población de Ushuaia muy postergado como es el de las personas con alguna discapacidad y que requieren rehabilitación”, reiteró Castillo.

“Por eso que conocido el veto a la autorización insistimos en pedir empatía al Ejecutivo municipal, el ponerse en el lugar del otro que hoy son las personas con discapacidad y sus familias”, subrayó.

Cabe recordar que el nuevo espacio contará de 3.000 m2 dispuestos para el tratamiento ambulatorio e internación de pacientes que precisen rehabilitación pos traumática o neurológica.

El monto total de inversión es de $340 millones de pesos, donde la provincia aportará $200 millones de pesos, mientras que la Nación hará lo propio con $140 millones de pesos.

Compartir