“Esto se definió al mejor estilo mafioso por que habían habilitado a todos los que participaron en la última interna del 2009, veían que nosotros no cerrábamos la lista con él, por que nos veíamos mejor perfilados por otro lado para la intendencia de Río Grande y no nos cerraba una alianza con Manfredotti”, dijo Martínez, para luego agregar, “nos vimos que a última hora que se trataron impugnaciones de sectores que estuvieron contra la integración y unidad del partido, entonces la decisión de Manfredotti fue al mejor estilo mafioso por que si no los acompañamos a ellos, entonces dejaron afuera a nuestro candidato Hugo Cóccaro”, enfatizó.
“Inclusive unos días antes estuvimos almorzando en Ushuaia con Manfredotti, donde nos aseguró que todo estaba bien, pero con la suma del poder tanto como presidente del partido como responsable de la Junta Electoral, él nos deja afuera tomando las decisiones en forma personal como si el partido fuera de él, condicionando el destino del peronismo”, agregando finalmente, “la derrota del peronismo si se da, tendrá nombre y apellido”, en referencia al presidente del partido.
Una postura incómoda
Mas allá de esto, Martínez consideró que Cóccaro, “sigue teniendo las mismas posibilidades tanto como por dentro del partido como por fuera del partido”, confirmando que “la lista 23 irá a internas, sin presentar candidato a intendente, iremos a internas y veremos que es lo que pasa”, dijo en relación a la lista de concejales que se mantiene “por dentro”.
En cuanto a este posicionamiento y la eventual continuidad electoral en caso de una victoria en la interna, aseguró en cuanto a su acuerdo con Cóccaro, “el apoyo va a depender de los resultados, voy a tomar la decisión que tenga que tomar, yo he sido de los pocos dirigentes que nunca ha ido por fuera del partido pero a Hugo Cóccaro lo están obligando a ir por fuera del partido, y por más que vayan por fuera estos compañeros, son peronistas también”.
Compartir