Los legisladores del Partido Verde tendrán una banca fuerte en el cuerpo legislativo provincial, encabezando el bloque la presencia de Jorge Colazo, quien retorna a la vida política –que nunca abandonó- aunque en esta oportunidad desde la función pública por primera vez desde su destitución en octubre de 2005.

Y la presencia de Jorge Colazo no pasó inadvertida hoy en la ceremonia de entrega de diplomas donde se reencontró con numerosos dirigentes políticos.

“Vamos a seguir trabajando al lado de la gente, presentando propuestas para generar trabajo, salud y educación para todos” fue la escueta frase utilizada por Colazo en su regreso a la política.

Regreso que paradójicamente se da en el órgano que se encargó de destituirlo de la gobernación a la mitad de su mandato.

Un detalle no menor es que incluso compartirá cuatro años de trabajo con uno de sus destituyentes, el inoxidable Damián “Loli” Loffler, eternizado en la bancada del MOPOF.

Padre e hija

Otro detalle no menor, y que resulta excepcional en la historia de la provincia será la composición en un cuerpo colegiado de dos familiares directos, tal el caso de Colazo con su hija, la hoy concejal, electa legisladora; Laura Colazo.

En la recepción de su diploma, la joven dirigente resumió sobre sus objetivos, “como lo hice desde mi banca en el Concejo Deliberante de Río Grande, renuevo el compromiso de seguir trabajando por los fueguinos con esfuerzo, honestidad y buscando siempre los consensos”.


Compartir