La administración del Intendente Walter Vuoto podrá avanzar en la toma de un préstamo para comprar colectivos para el servicio de transporte. El asunto contó con los votos afirmativos de los concejales Juan Carlos Pino y Hugo Romero (FPV), Gastón Ayala (MPF), Silvio Bocchicchio (PSP) y Tomás Bertotto (PRO). En tanto que los concejales Ricardo Garramuño (MPF) y Juan Manuel Romano (UCR) se pronunciaron por la negativa.

El concejal Juan Manuel Romano (UCR) insistió con que el pedido de autorización para contraer un empréstito para adquirir colectivos “viola lo prescripto por la Carta Orgánica municipal”. El edil cuestionó la propuesta del Ejecutivo y la puesta en marcha de la sociedad del estado municipal, encargada de llevar adelante el proceso de municipalización del servicio cuyas autoridades fueron designadas “210 días después de la creación de la empresa”.

Por su parte, el concejal Juan Carlos Pino (FPV) cuestionó que el radical considere que “todos nosotros violamos la Carta Orgánica y usted no, y si tiene dudas le sugiero que vaya a la justicia” dijo; el edil centró su debate en “la necesidad cierta que tiene el municipio de endeudarse porque no tiene plata”.

Tomás Bertotto (PRO) admitió que el servicio de transporte “funciona mal” pero le reclamó al Estado municipal el control de la prestación. De todas maneras acompañó la autorización porque “no quiero ser un escollo para la gestión del Ejecutivo”, dijo.

En tanto el edil Ricardo Garramuño (MPF) no acompañó el pedido porque, entre otros aspectos, “tengo terror a ver a la sociedad del estado continuamente asistida por los fondos del erario municipal”.

El asunto original fue modificado a propuesta de Bertotto y estipularon que el Ejecutivo deberá llamar a licitación si en un año se comprueba la inconveniencia de la sociedad del estado.

Compartir