Fue esta tarde en la sesión que se desarrolla en el Polideportivo Carlos Margalot, donde a última ingresó una ampliación del presupuesto 2019 por más de 545 millones de pesos.

Esa ampliación presupuestaria fue aprobada por los concejales, pero al momento de revisar los términos de la misma, se encontraron un inciso en el cual se estimaba en 2115 personas la planta municipal.

El desglosado determinaba un total de 1850 personas en el Ejecutivo, 20 en el Juzgado de Faltas, 30 en el Tribunal de Cuentas y 215 en el Concejo Deliberante.

“Se pretendía aumentar de 120 a 140 personas en el ámbito del municipio lo que nunca se había hablado respecto de lo que iba a consistir la ampliación presupuestaria”, dijo el concejal Paulino Rossi, uno de los cuatro ediles que rechazaron ese artículo en particular.

Asimismo la ampliación de personal ampliaba casi en 30 personas la planta del Concejo Deliberante, lo que se veía con mayor desconfianza en relación a tres ediles que si buscaban aprobar la normativa.

Sorpresa de los electos

La sesión se desarrolla también con la presencia de los concejales electos y futuros funcionarios de la transición del futuro intendente Martín Pérez, quienes vieron con preocupación esta situación, “no podíamos acompañar una modificación de incrementar la planta de personal aprobada en diciembre del año pasado, hay otras maneras de generar empleo desde el Estado, sin tener que ensanchar al Estado mismo, me parece no es esa la salida”, dijo un atónito Gastón Díaz, representante de la transición de la futura gestión.


Compartir