Sucedió en la noche de sábado sobre calle Echelaine, en el tramo entre el barrio Aeropuerto y Chacra XI de Río Grande.

En este punto circulaba a alta velocidad una camioneta Ford Eco Sport al mando de Segundo Roque de 56 años, el cual aseguró al personal policial que perdió el dominio del rodado, por lo que volcó, dando varios tumbos.

Incluso en el último el parante del lado del conductor terminó quebrado por el cordón de la calle, por lo que fue un verdadero milagro que el conductor resultare ileso.

Allí personal de Tránsito realizó el test de alcoholemia que dio positivo en 0.57 g/l por lo que fue trasladado a sede policial y a ser examinado, procediéndose a incautar el maltrecho rodado.

Compartir