La joven que fue atropellada el pasado 13 de julio continúa en estado delicado y la madre, Andrea, en diálogo con Aire Libre manifestó “Ahora necesitamos una válvula porque tiene hidrocefalia, hay que sacarle el líquido de la cabeza porque le puede provocar muerte cerebral”.

“Hace tres semanas estamos pidiendo la derivación, el fin de semana ella empezó a juntar líquido en el cerebro y por esta razón no se la puede derivar porque no pueden subirla al avión”, agregó.

“Desde el Gobierno nadie me contestó nada, del Municipio si me han ayudado” concluyó.

Compartir