Las tareas se extienden desde la avenida Yaganes, que iniciaron a comienzos de este año, hacia la rotonda del CADIC. La construcción abarca ambas manos de las avenidas que bordean el canal Beagle y la bahía Encerrada.

El Municipio completa los tramos en los que no había vereda y, una vez concluidos, se unifican con los colores y diseño de las sendas ya existentes.

Los trabajos se complementan además con la colocación de mobiliario urbano como bolardos y bancos de descanso, cartelería y pintura de cordones y sendas vehiculares y peatonales.


Compartir