A pesar del cambio de gabinete y el levantamiento del Estado de Emergencia (con el consiguiente retiro de militares de las calles), que anunció el presidente Piñera un gran porcentaje de chilenos exige cambios estructurales y no cree en las promesas y palabras de las autoridades.

En el día de ayer nuevamente miles de personas volvieron a marchar por las calles de Punta Arenas, entre estos un grupo violentista provocaron incidentes en distintos sectores del centro de Punta Arenas, destruyendo y saqueando la Caja de Compensación Los Héroes, el Banco Itaú y el supermercado Unimarc del centro, lo que mantuvo la tensión hasta bien entrada la noche.

La llegada del carro lanzaaguas de Carabineros y el lanzamiento de bombas lacrimógenas, logró dispersar a los manifestantes.En el sector del centro de la ciudad, cerca de la medianoche, grupos de desconocidos lanzaban piedras contra los ventanales de locales comerciales y destruían señaléticas de tránsito.

Por su parte, las fuerzas de Orden y Bomberos trabajaban arduamente para aplacar y mitigar los desmanes, desplazándose el personal de esas instituciones a diferentes lugares donde se requería de su presencia.

Las calles donde se dieron los actos de violencia lucían con abundantes restos de humo y cenizas de las barricadas y fogatas, además de una gran cantidad de piedras y escombros desperdigados en medio de las calzadas.

Las fuerzas policiales tomaron algunos detenidos, aunque no se estableció la cifra.

Fuente: La Prensa Austral.

Compartir