La víctima junto a su nieto, pequeño que estuvo presente en la terrible escena.

Esta tarde el juez de instrucción Daniel Cesari Hernández indagará a la joven Oriana González de 18 años, una de las imputadas por el crimen de Gladys Beatríz Moledo de 53 años.

El juez confirmó que la víctima presentó un total de nueve heridas de arma blanca, entre cortantes y puñaladas, y asimismo golpes y compresión en la zona del cuello, sin poder precisarse de momento cuantos autores tuvo el hecho.

“Ayer el fiscal de la causa me amplió la requisitoria fiscal para estas cinco personas, entre co autores y partícipes necesarios”, dijo, lo cual se precisará “al momento de las indagatorias se acusará específicamente a cada uno de ellos”, dijo sin adelantar al respecto.

Cesari Hernández de momento aseguró que el caso continúa como homicidio, “no hay agravante en la cantidad de personas, pero si puede haberlo en otras circunstancias que rodeen al hecho”, dijo respecto al ensañamiento o estado de indefensión en que pudo ser dejada la mujer al momento del ataque.



Compartir