Sucedió esta madrugada en el minimarket denominado “Amadeo” de calle Vapor Asturiano al 700 donde el comerciante damnificado al momento de abrir este comercio en horas tempranas de la mañana, se encontró con todo revuelto en su interior.

Al local ingresaron por una ventana posterior que da a un baño, lugar de acceso para los delincuentes que se llevaron del local más de 10 mil pesos en efectivo que estaban siendo dejados en una caja, además de fiambres, cigarrillos y demás artículos.

Personal policial de la comisaría Quinta intervino en el hecho, junto a Policía Científica que relevó huellas en el sitio.

Compartir