La disposición final de esos residuos está a cargo de la Secretaría de Medio Ambiente luego de haber llevado adelante dos meses de trabajo en forma conjunta con Nación para resolver esa problemática.

“Es una verdadera alegría haber resuelto los problemas logísticos junto al Comando Antártico que pertenece al Ministerio de Defensa de la Nación porque el hecho de que esos residuos estén en el relleno sanitario le da mucha tranquilidad a nuestros vecinos”, dijo el secretario Damián de Marco.

“El buque ARA Almirante Irizar pueda descargó los residuos generados en las bases argentinas de la Antártida en Ushuaia, que llegaron en tachos metálicos herméticamente cerrados tal como les indica el tratado Antártico”, explicó el funcionario de Medio Ambiente.

Compartir