Lo advirtió la presidenta de Vialidad provincial, Virginia López, puesta en funciones el pasado martes por el actual gobernador Juan Carlos Arcando, al plantear una realidad muy crítica en la repartición.

“Nos encontramos con una máquina comprada hace muchos meses, pero que nunca se hizo la cédula verde, entonces no puede ser utilizada, además de ser una máquina única en la provincia y que no le están funcionando las luces”, dijo López.

Asimismo indicó que “el cierre del ejercicio está siendo terrorífico, expedientes a rendir sin firmar, y obviamente no voy a firmar cosas que se han comprado antes de mi asunción”.

Con respecto a la planta de personal, fue crítica al marcar que “Vialidad Provincial tiene una planta de 150 empleados, donde 50 son Directores, entonces es una planta políticamente manejada, dado que no podes tener el 50% de Directores, y el resto son solamente empleados, además de tener muchísimos sindicalistas y adscriptos”.

Por último remarcó que “mi misión durante estos ochos días que estaré al frente del área mandé a llamar al Presidente y Vicepresidente entrante, dado que es una cuestión que debemos resolver entre quienes estamos y quienes ingresan, con lo cual este viernes me reuniré con ellos, dado que vamos a comenzar a trabajar sobre el plan verano junto con Prefectura y Defensa Civil”.

Compartir