El Jefe de Sección Inspección Operativa de la Aduana de Río Gallegos, emitió un comunicado debido a las medidas preventivas de contagio de COVID19, para los despachantes de aduanas y permisionarios en el cual informa que:

“atento a las órdenes impartidas por la superioridad en el marco de la emergencia Sanitaria, se procede a concentrar la atención operativa de la totalidad de las operaciones de precintado de REM1 y Desprecintado de medios de transporte provenientes del AAE en el punto operativo DEPOSITO FISCAL “FISCALES DEL SUR SA“.

Esta medida generó que se cierren dos depósitos fiscales y que todo el trabajo que se generaba en ellos, con toda la carga transportada por vía terrestre con dirección o procedente de Tierra del Fuego, que debe transitar por territorio chileno, ahora se precinte o desprecinte en un único galpón.

A costa de esto los despachantes de aduanas decidieron parar su trabajo hasta que se opte por otra opción de cuidado ya que, concentrando todo el trabajo en un solo galpón, hace que circule muchísima gente en un mismo lugar, sin las medidas básicas de seguridad e higiene para evitar así los contagios del virus.

Ante esta situación y la detención de las operaciones de los despachantes de aduana de Río Gallegos, se encuentran cientos de camiones varados en Santa Cruz sin poder realizar las autorizaciones pertinentes para ingresar al continente, lo que puede llegar a generar el desabastecimiento en la isla de Tierra del Fuego, ya que es una vía imprescindible para la entrada y salida de mercadería por vía terrestre.

Compartir