Fueron dos ejemplares hallados luego de este fin de semana, uno de los cuales fue faenado completo y el otro hallado baleado pero entero.

La denuncia la radicó personal de la estancia San Luis, ubicada a unos 25 kilómetros al sur de Río Grande por la ruta nacional 3, donde se produjo una matanza de novillos, de ejemplares de 1 año de edad.

Los animales fueron encontrados un kilómetro y medio antes de Punta María, a unos cien metros de la ruta, uno de ellos descuartizado, hallándose solo la cabeza y las patas.

El otro ejemplar fue encontrado sin vida, baleado, pero se hallaba en su totalidad, manifestándose uno de los colaboradores de la estancia, David Thompson, “indignado por la impunidad con que se manejaron y con la forma de actuar de descuartizar a uno de los animales y matar al otro y dejarlo pudriéndose en su totalidad en el campo”, graficó.

Compartir