La ciudad de Río Grande registró ráfagas de hasta 110 k/h.

El gremio docente y la opinión pública en general manifestaron su disconformidad con la decisión del ministerio de Educación de ratificar el dictado de clases en el turno vespertino, cuando esta mañana se suspendieron las clases ante la misma condición climática.

Desde el gremio docente emitieron un comunicado en el que señalaron “repudiamos la decisión del Ministerio de Educación de no mantener la suspensión de actividades en el turno tarde a pesar del alerta meteorológico y la recomendación de Defensa Civil de no circular por la ciudad a raíz de los intensos vientos en la zona”.

“Hacemos responsables a la Gobernadora Bertone, al Ministro Diego Romero, Susana Álvarez por la seguridad de estudiantes y docentes que deberán trasladarse a los establecimientos escolares con ráfagas que superan los 100 km/h con el riesgo que esto implica”.

“Una vez más el gobierno, en la persona de Romero,  demuestra su desprecio por la salud y la vida de la comunidad educativa fueguina”, comunicaron.


Compartir