En los últimos días Miriam Gómez Lobo, esposa del concejal justicialista Walter Abregú, fue designada como Coordinadora de Límites y Fronteras de la Nación en la provincia, quedando políticamente a cargo del manejo fronterizo en el paso San Sebastián.

La funcionaria apenas asumida registró una serie de controversias con la provincia en razón del desdoblamiento de tareas que se realiza en este paso fronterizo, lo que generó tensión entre los órganos de competencia federal y los de competencia provincial.

Máxime tomando en cuenta que no existía convenio formal alguno para que la provincia asistiera el funcionamiento de este paso fronterizo, por lo que en las últimas horas la falta de tacto político por parte de la funcionaria derivó en un conflicto interjurisdiccional, privando al paso de servicios esenciales.

El primero en levantar el puesto en este sector fue la dirección de Protección Civil con el propio titular de la misma, relevando de su posición a todos los agentes como móviles y el equipamiento con que se contaba en el sector esta misma tarde.

Aún se aguarda que medidas se dispondrán para el destacamento policial y la ambulancia y el puesto sanitario, de vital importancia no solo para el paso sino para la gente de la zona rural adyacente.

Hasta este momento el puesto policial tanto como el sanitario no tenían órdenes de replegarse a una zona cercana como podría ser el sector de la balanza.

Compartir