Se trata del caso Gladys Moledo, la mujer de 53 años asesinada a golpes y puñaladas el pasado lunes 9 de septiembre en su casa del barrio Mirador.

Una de las detenidas; Yésica Romina Gómez de 34 años, la que comenzó a desenmarañar la investigación que viene desarrollando a lo largo de toda esta semana el juez de instrucción Daniel Cesari Hernández.

En su indagatoria apuntó; a su pareja Eduardo Blanco de 35 años, su hijo de 17 años y su hermano, Juan Ramón Gómez de 35, detenidos como presuntos co autores responsables del brutal crimen de Moledo.

Gómez aseguró haber estado en su casa y que esa noche de lunes a las 21 horas, Blanco, su hijo y su hermano Juan Ramón, salieron en el auto retornando unas horas después.

Expresó haber escuchado allí comentarios entre los tres varones respecto del homicidio cometido, mostrándose ajena al mismo en todo momento. Más allá de esto la Justicia cuenta con varios elementos de cámaras de seguridad de la zona y prueba científica a confirmar, respecto de que Yésica Gómez, al menos habría ido en el automóvil que ya fue situado por las inmediaciones en el horario del crimen.

La trabajosa labor investigativa busca determinar exactamente cuantas fueron las personas que entraron a la casa de Monte Independencia 113, por lo que esta tarde se ordenó una nueva inspección científica de la vivienda donde fue asesinada Moledo.

La medida de prueba fue realizada por Policía Científica con otro detallado relevamiento, y descarte de huellas de testigos que frecuentaban la casa de la víctima, asi como constataciones de distintas circunstancias aportadas por testigos.

Con estos elementos el juez deberá el sábado determinar que rol tuvo cada uno de los cinco detenidos en el brutal crimen.


Compartir