Así lo confirmó la asesora letrada del municipio de Río Grande, la Dra. Valeria Capotorto, quien presentó ayer la denuncia en relación a los gastos del ex director de Juventud, César Segovia (foto).

El propio empleado en el sumario, tras ser desvinculado del municipio, reconoció que en su grado de confianza tuvo contacto con la tarjeta corporativa en las oficinas de la secretaría de Gestión Ciudadana, tomando nota de los números y el código de seguridad de la misma.

La misma fue asociada a su cuenta de Mercado Pago, que increíblemente permite asociar al titular con una tarjeta ajena, con solo aportar estos números y el DNI del titular, en este caso el secretario Gonzalo Ferro a quien estaba asociada esta tarjeta institucionalmente.

“Es una tarjeta que se utilizaba para gastos que no se pueden realizar por otra vía que no sea el uso de tarjeta de crédito como publicidad en redes sociales o adquisición de software”, comenzó detallando la abogada del municipio.

Respecto de lo gastado, “fueron gastos formulados de manera personal por este trabajador sin relación a sus tareas, todos los gastos han sido presentados como prueba en la fiscalía con extractos bancarios y un detalle pormenorizado de cada monto y compra”, dijo la Dra. Capotorto, confirmando que se pudo determinar hasta el último peso “tras un exhaustivo trabajo del área de finanzas determinando desde el primer hasta el último uso indebido de la tarjeta”, siendo el monto final de 3 millones 800 mil pesos.

Se trata de “una tarjeta corporativa a nombre del Dr. Gonzalo Ferro que tenía gastos autorizados por resolución y se encontraron gastos que extralimitaban la misma, se hicieron averiguaciones internas y oficié a distintos comercios pude obtener los detalles y el nombre, y a raíz de eso se realizaron actuaciones internas y la obligación de hacer la denuncia después de dictaminar el monto al que ascendía”, detalló la letrada.

Al confirmarse cada una de las cientos de transacciones realizadas desde enero a mediados de abril se inició un sumario interno, “a diferencia del personal de planta permanente, la desvinculación no requería del sumario sino que se le rescindió el contrato directamente más allá de las actuaciones internas. Se le pidió un descargo y reconoció que usó indebidamente y vulneró la confianza del Dr. Gonzalo Ferro, que hubo gastos personales, y se comprometió a la devolución de la suma”.

De hecho al momento de la entrevista se habían acreditado en Finanzas del municipio un depósito de 1 millón 400 mil pesos por parte del denunciado en parte de la recomposición de lo defraudado.

En cuanto a por que no se detectó previo a esto los gastos que venían desde enero, se informó que el área Contable no los determinó ya que se trataba de una cuenta que semestralmente tenía un arqueo, y que los gastos iniciales pasaban desapercibidos al tratarse de montos pequeños, en el último mes recién comenzaron a producirse gastos elevados que recién llamaron la atención.

Incluso aún se investiga si de hecho no hubo hasta triangulaciones de dinero desde la cuenta de la tarjeta a una cuenta del mencionado Segovia, lo que seguramente podrá determinar la Justicia con una investigación financiera mas avanzada que las entidades financieras no permiten llevar adelante salvo que exista una orden judicial en ese sentido.

Compartir