La policia de Tolhuin asistió anoche al domicilio del Concejal Marcelo Muñoz, a fin de intimarlo a hacerse presenta, ajustado a derecho, en el marco de una causa judicial que se le iniciara el año pasado por «lesiones» y amenazas».

Muñóz había sido imputado el año pasado en una causa de este tenor por un incidente registrado en las puertas del supermercado La Anónima de la rotonda de la Plaza de las Américas, en la ciudad de Río Grande, donde mantuvo un percance con un joven de Tolhuin al que se encontró de manera fortuita.

Allí hubo un cruce de golpes e incluso amenazas al denunciante, en un incidente aparentemente por causas personales entre ambos, que escapan a la función pública del concejal imputado.

Desde el juzgado de instrucción 1, a cargo del Dr. Daniel Cesari, se emitió ayer una orden de detención en razón de que Muñoz no se había presentado a las citaciones en el marco de esta causa, por lo que personal policial de la comisaría Tolhuin se presentó en su domicilio.

No se actuó como con cualquier «hijo de vecino» toda vez que la Policía intimó una vez más a Muñóz a presentarse en sede policial para ser identificado y notificado de derechos y garantías en el marcoi de la causa, lo cual en cualquier otro caso se hubiera realizado por la «fuerza pública» con la orden judicial correspondiente.

En este caso Muñóz al ser anoticiado de la orden, compareció por propia voluntar minutos después en sede policial para cumplir con esas diligencias, y formalmente quedó imputado en el marco de esta causa judicial por la que ahora se deberá fijar fecha de indagatoria.

Compartir