El Secretario de Gobierno del Municipio de Río Grande, Gastón Díaz, se refirió a la aprobación del proyecto de Ley de Emergencia Económica, señalando que “el proyecto original tenía una finalidad muy positiva que es acompañar y financiar económicamente a un gran sector afectado por la pandemia”, aunque reparó, “tenía normas que desfinanciaban a las ya disminuidas arcas municipales”.

En ese sentido enumeró como principales modificaciones “quitar la ratificación del decreto 612. El cual fue observado el Tribunal de Cuentas de la Provincia y por la Fiscalía de Estado, justamente, por alterar una norma que nos garantiza cobrar la coparticipación en tiempo y forma”, y “eliminar las amplias facultades que otorgaba el artículo 14, el cual permitía disponer de manera discrecional recursos coparticipables como lo son los ingresos brutos e los impuestos de sellos”.

Asimismo indicó, “valoramos muchísimo la postura de los legisladores, que decidieron que al momento de emitirse los tres mil millones en letras, se haya dejado establecido que se garantizaban con los fondos de coparticipación federal, dejando a resguardo los fondos municipales”.

“El intendente Martín Perez fue muy claro desde el primer momento en plantear la necesidad del debate y mejorar la ley, en todo lo que sea beneficioso para el golpeado sector comercial y cuidando las finanzas del Municipio”, concluyó.

Compartir