Luego de tres meses de parálisis legislativa, la Cámara de Diputados aprobó en una sesión especial el proyecto de emergencia alimentaria, propuesto por distintos bloques de la oposición.

Finalmente, la Casa Rosada decidió acompañar la sanción de la iniciativa que recibió 222 votos a favor, ninguno en contra y una sola abstención.

Las bancadas del oficialismo y la oposición acordaron una sesión corta y con bajos niveles de confrontación.

El proyecto establece un incremento de emergencia como mínimo del 50% de las partidas presupuestarias vigentes del corriente año para políticas públicas de alimentación y nutrición hasta el 31 de diciembre de 2022, con un costo estimado entre 4.000 y 10.000 millones de pesos.

Las claves del proyecto:

1) La emergencia alimentaria apunta a cubrir los requisitos nutricionales de niños hasta los 14 años, embarazadas, discapacitados y ancianos desde los 70 años en situación de pobreza.

2) Propone un aumento mínimo del 50 por ciento de las partidas nacionales para alimentación y nutrición para 2019.

3) A su vez, plantea que desde 2020 las partidas presupuestarias se actualicen cada 3 meses en relación con la inflación y la Canasta Básica Alimentaria.

4) La emergencia que plantea el proyecto está prevista hasta el 21 de diciembre de 2022.


Compartir