Durante el pasado fin de semana dos jóvenes fueron golpeados de manera salvaje por un grupo de hombres a la salida del local bailable Maldito Ibiza. Quienes resultaron agredidos hicieron la denuncia, no solo contra uno de los agresores que identificaron sino también ante la Policía por no actuar en el momento que ocurrían las cosas.

Al respecto, Sol, hermana de los dos jóvenes que agredieron dialogó con Radio Fueguina y expresó “mis hermanos fueron al boliche cuando a la salida sobre la avenida San Martín una persona de apellido Díaz, hijo de policías, sin mediar palabra le pegó un golpe en la cara y después de esto fue acorralado por un grupo de hombres que comenzaron a golpearlo. Mi otro hermano se acercó para ver porqué lo golpeaban y también fue violentado.

Asimismo dijo que “vieron un patrullero estacionado sobre la avenida y al acercarse para que intervenga no lo hicieron, diciéndoles que vayan a realizar la denuncia a la comisaría. Mis hermanos así como estaban golpeados fueron manejando hasta la comisaría Primera, pero no los atendieron porque primero tenían que ir hasta el hospital”.

De manera insólita, Sol indicó que desde la Policía se excusaron afirmando que los agentes no intervinieron porque son nuevos y no saben el procedimiento.

El lunes se presentaron en la fiscalía de los tribunales de Campamento YPF donde radicaron la denuncia contra los agresores, de los cuales solo pudieron identificar a uno de ellos, y aseguraron que denunciaron contra la comisaría Primera por “omisión de sus deberes de funcionario público” contra los efectivos de guardia.

Desde la fiscalía señalaron que no hubo denuncia contra la fuerza policial.

Compartir