Desde ASIMRA analizaron la anunciada implementación de un bono de 5 mil pesos para el sector privado, similar al dictado en el ámbito estatal.

El secretario General de la sección Río Grande, Javier Escobar, planteó, “realmente es un paliativo que mas se parece a una limosna de parte de un Gobierno Nacional que abandonó a la industria como nunca en la historia de Tierra del Fuego y ahora aparecen con estos parches a los trabajadores”.

Escobar señaló que se rechaza de plano esta propuesta “por que lo que necesitamos los trabajadores son paritarias libres que nos permiten recuperar el poder adquisitivo caído en estos años de inflación, de la mano también de una industria alicaída, a la que seguramente tampoco consultaron respecto de la forma de implementación de un bono de estas características», señaló.

En ese punto agregó, «habría que analizar además que respuesta se nos dá desde la cámara empresarial, en medio de una situación de suspensiones y reducciones de horario en las empresas, con el horizonte siempre en que un bono de 5 mil pesos una vez, al trabajador no le soluciona nada”, remató Escobar.



Compartir