Como todas las causas federales por drogas que inician con marcado hermetismo y celo por la investigación, terminan desdibujadas al llegar a la etapa de juicio con omisiones de juicios y acuerdos que derivan en penas, en algunos casos, hasta irrisorias.

Este fue el caso hoy del caso iniciado a partir del operativo del 15 de junio de 2020 en que la Policía investigaba una red de tráfico, siguiendo una entrega de un camionero a un automóvil en la zona del parque industrial, lo que derivó en una fuga, persecución policial, y finalmente un bolso descartado por los narcos en el patio de una casa del barrio AGP con 24,5 kilos de marihuana.

Esa causa tenía una investigación previa y finalmente se conectó a un total de 9 imputados, con el aditamento de que uno de ellos por ese entonces era funcionario provincial en el área de Obras Públicas, Gustavo Gabriel Caro, quien aparecía en las escuchas telefónicas.

La fiscal cedió la “organización”

Desde el año pasado las defensas trabajaban acordar una omisión de juicio que finalmente pudo salir con la anuencia de la fiscal Laura Hermida, quien concedió bajar la figura de “una organización criminal” o “asociación ilícita” que hubiera empeorado mucho la situación procesal de los imputados.

Indicando que no estaban jerárquicamente organizados, la figura penal que primó fue la del “comercio de estupefacientes agravado por participación de más de 3 personas”; y las condenas fueron sensiblemente menores al punto que solo 3 de los imputados continuarán en prisión, aunque ya en unos meses con posibilidad de salidas laborales.

Las condenas

El principal condenado fue el joven Agustín Anchordoqui, a la pena de 6 años de prisión como autor del comercio de estupefacientes; siendo el receptor del cargamento narco.

Mario Bennati fue condenado a 4 años y 6 meses de prisión como autor del comercio de estupefacientes, siendo sindicado como el financista de la maniobra

Danis Almada a la pena de 4 años y 6 meses de prisión por el delito de transporte de estupefaciente, siendo el camionero uruguayo que adquiría la droga en el norte del país y luego la  ingresaba a la provincia, tal el caso del bolso con los 24,5 kilos de marihuana.

Juan Ariel Duarte, Luis Alcoba, Dylan Portal y Enzo Ojeda fueron condenados a 3 años de prisión en suspenso como partícipes secundarios en la comercialización de estupefacientes. Así como Gustavo Anchordoqui, padre del principal imputado, como facilitador de la logística para guardar los cargamentos en un galpón de un taller e incluso alojar personas que llegaban del norte del país a comerciar.

Finalmente el ex funcionario provincial Gustavo Gabriel Caro fue condenado a 2 años y 8 meses en suspenso como autor del delito de “confabulación para la venta de estupefacientes”, en razón de escuchas telefónicas que determinaron trasladó una carga a Tolhuin unos días antes del operativo, aparentemente a cambio de hacerse de marihuana para su consumo.

Compartir