El colegio secundario del barrio AGP suspendió hoy el dictado de clases a partir de que las dos bombas de agua en el establecimiento dejaron de funcionar.

A esto se suman reclamos edilicios de los últimos días precisamente por que el agua inundaba distintas dependencias del establecimiento, sin poder precisar cual era la fuente de pérdida.

Finalmente hoy con los desperfectos en estas dos bombas debió suspenderse el dictado de clases, mientras desde el ministerio de Educación no dan cuenta de consultas ante los problemas edilicios que se denuncian día a día.



Compartir