La sucursal céntrica del BTF mostró su fachada convertida en un verdadero desastre con pintadas agraviantes en relación al conflicto que se vive en la empresa de video cable TV Fuego y que ninguna relación guarda con la entidad damnificada.

En razón de esto el gerente del BTF, José Luis Bruna, radicó la respectiva denuncia policial en referencia al daño ocasionado, por lo que las autoridades policiales comenzaron a realizar las averiguaciones del caso.

Otro fiasco de la videovigilancia

A partir del sistema de videocámaras instalado en torno al tesoro del BTF se logró establecer la autoría de este ataque vandálico en algunas personas que estarían vinculadas al sector gremial inmerso en el conflicto con la empresa de video cable.

Mas allá de este esclarecimiento, resulta inconcebible que el tan ponderado sistema de seguridad no haya cumplido la función de “prevenir” ni detectar una situación de vandalismo que ocurrió en pleno centro de la ciudad y un punto tan neurálgico como la zona bancaria, sin ninguna capacidad de respuesta por parte de la autoridad policial para que cesara la misma, la cual solo actuó a partir de radicada la denuncia.

Compartir